¿Es demasiado temprano para empezar a cuidar mi piel?

¿Es demasiado temprano para empezar a cuidar mi piel?


No importa qué edad tengas, la respuesta a esta pregunta siempre va a ser no.


Nuestra piel está constantemente expuesta a agentes de deterioro como la contaminación del ambiente, smog, la luz del sol y los rayos UV que emiten las computadoras y televisiones. Es por eso que el correcto mantenimiento y protección de la piel debe ser un hábito inculcado en la niñez.


Ahora bien, dependiendo de tu edad tu piel va a pedir distintos activos para mantenerse luminosa y saludable. 


¿Quieres conocer las mejores rutinas de skincare de acuerdo a tu edad? 


Hasta los 20 años.


A los veinte años, luchamos contra las pequeñas imperfecciones.


Puede que las alteraciones hormonales repentinas y las adolescentes erupciones de acné se hayan estabilizado, pero aún tienes que lidiar con los cambios hormonales provocados por estrés, nutrición inadecuada, falta de horas de sueño o, en el caso de las mujeres, el inicio del ciclo mensual. 


Limpia. Lava tu rostro dos veces al día para eliminar la grasa, la suciedad y el maquillaje con un jabón apropiado para tu tipo de piel. 

Tonifica. La tonificación es un excelente modo de prevenir las erupciones, pues proporciona a la piel un aspecto luminoso y sano, incrementando la renovación celular en la superficie cutánea.

Hidrata. Es momento de aplicar una crema o gel hidratante que contenga. No olvides hidratarte también por la noche aplicando una crema hidratante con ingredientes esenciales como aloe, el cual ayuda a mantener la piel flexible y radiante.


*No olvides tus ojos. Los 20 son el momento óptimo para incorporar una crema para el contorno de ojos a tu rutina de tratamiento. Al hidratar la fina piel que se encuentra debajo de los ojos, ayudarás a atenuar las bolsas y ojeras y a prevenir las futuras líneas de expresión.


A partir de los 30 años


A los treinta, queremos disimular el cansancio…


Las pieles comienzan a perder su aspecto luminoso y tersura. Ya no generamos colágeno de la manera en que lo hacíamos a los 20 años, por esto, la piel del rostro se vuelve menos elástica y más propensa a la aparición de arrugas, su textura se torna más áspera, seca y se dibujan las primeras líneas de expresión.


¿Cómo puedes evitar que el paso del tiempo deje su marca en tu rostro? 


¡Ajusta tu rutina de cuidado de la piel!


Todos queremos envejecer elegantemente, y para lograrlo, tu mejor aliado va a seguir siendo la nutrición de tu piel. 


En esta etapa de tu vida se debe recurrir a cremas hidratantes regeneradoras con ingredientes activos naturales, como colágeno y ácido hialurónico.



A partir de los 40 años 


A los cuarenta, buscamos frenar el paso del tiempo. 


La piel se vuelve cada vez más exigente, ya que la capacidad de retener la hidratación disminuye y el cuadro dermatológico refleja una importante pérdida de elasticidad.


Entre las sustancias activas más efectivas están la vitamina C, y el extracto de algas, que previenen la pérdida de elastina y aportan elasticidad y vitalidad a la piel.


Nunca es demasiado tarde para tomar acción para restaurar y cuidar tu piel. Acude a una de nuestras especialistas de cuidado de la piel y pide una asesoría para cubrir las necesidades específicas de tu piel.


*Mantener tu cuerpo adecuadamente hidratado es parte de la nutrición de tu piel, además enfatizamos la importancia de agregar una crema hidratante con un FPS de amplio espectro y un bloqueador facial para disminuir los efectos de los rayos UV en tu rostro.

Comparte este artículo

Compra ahora